Planificación 1.0

Image source: Merijn Hos

Image source: Merijn Hos

Soñar es el primer paso para alcanzar un objetivo, es el inicio de todo y es una etapa maravillosa en las que las ideas no dejan de fluir y aunque en algún momento las dudas te pueden llegar a invadir, en lo más profundo de tu corazón sabes que es la mejor idea y estás dispuesta a trabajar incansablemente para vivir tu sueño.

Así que, muy bien, soñar es maravilloso y estás dispuesta a trabajar incansablemente, pero surge la gran pregunta: ¿Por dónde empiezo a ejecutar?... y la respuesta es: antes de empezar a hacer algo, ¡ORGANÍZATE!

La organización es primordial cuando quieres trabajar en una idea, sueño o proyecto, conforme vayas avanzando irán surgiendo más tareas, más responsabilidades y si no estás preparada las cosas no fluirán, te verás sumida en tareas acumuladas y episodios de desesperación porque no te sientes capaz de cumplir con todo lo que te has propuesto.

Es por eso que quiero compartir contigo las 5 herramientas súper simples y muy efectivas que no requieren gran inversión de tiempo, te ayudarán a organizar tus ideas y tiempo para cumplir tus objetivos y disfrutar el proceso. Empecemos!

1. Anota tus ideas:

Un paso muy simple que muchas veces obviamos. Elige un cuaderno especial para anotar todo lo que surja en tu mente, puedes acompañar tus notas con dibujos sencillos de lo que imaginas, para que luego puedas ir seleccionando lo que más te motiva y definir por lo que puedes iniciar.

También puedes utilizar apps como NOTES en iOS, Evernote, wanderlist.

2. Establece tus metas:

Es muy importante saber hacia dónde quieres ir y lo que quieres alcanzar. Establecer metas te ayuda a enfocar tu trabajo, tiempo y energías hacia un fin específico que será la realización de tu sueño. Anota todas las metas que deseas alcanzar en una hoja, inicia por metas a corto plazo (puede ser de 1 a 12 meses), continúa con las de mediano plazo (de 2 a 5 años) y largo plazo (a 10 años o más, tomando en cuenta que es más que imaginarte después de una década porque al final, es todo tan incierto que sería iluso creer que podemos planificar 10 años de trabajo así que más que planificar tu meta, imagina tu meta a largo plazo) el tiempo lo decides tú dependiendo del tipo de proyecto y lo que deseas alcanzar. Colócalas en un lugar en donde puedas visualizarlas y te recuerden por qué estás haciendo todo lo que haces, te ayudará a mantenerte en el camino correcto y enfocarte en lo que realmente necesitas.

3. Elabora un plan de acción:

La planificación es sin duda de las herramientas más necesarias para lograr objetivos, te ayuda a que todas esas ideas que fluyen y flotan en tu mente encuentren un orden y poder así encauzarte hacia el camino correcto. El plan de negocios es una herramienta infalible, te ayuda a unificar todo lo que deseas que sea tu proyecto, lo puedes modificar conforme avanzas en tu idea, utilizarlo como una presentación de tu negocio al momento de buscar trabajar con otras empresas o solicitar financiamiento y lo mejor es que no es complicado y puedes iniciar con lo básico.

4. Organiza tus tareas:

Entre tantas tareas por hacer, tiempos por cumplir, es necesario definir horarios para trabajar y lograr resultados. Una forma efectiva es organizar tus días, establece los días y las horas en las que necesitas y deseas trabajar, un organizador o una agenda por semana te ayudará a elegir el día y la hora en la que trabajarás y a recordarte los pendientes, citas importantes y reuniones. Puedes organizarte semanal o diariamente, en lo personal me gusta organizarme diariamente, pues siempre hay cambios en horarios o imprevistos y me permite estar al pendiente de cada cambio y evitar confusiones u olvidar algo importante.

Puedes utilizar la app ToDoist

5. Siempre inspírate:

La mejor forma de inspirarte y motivarte es elaborar un moodboard en el que puedes hacer un collage de las cosas que más deseas y te gustan, imágenes de tus metas, por ejemplo, deseas viajar a Bora Bora, cuelga fotografías que siempre que las veas recordarás que todo esfuerzo y sacrificio es para llegar a ese punto. Coloca cuantas fotografías e imágenes desees de tus metas, colócalas en un lugar visible, puede ser tu oficina, tu pequeño espacio de trabajo o tu taller. Las imágenes tienen un efecto muy poderoso sobre nuestros sentimientos, deseos y son un motor para motivarnos a trabajar en lo que soñamos, es por eso que siempre tomamos fotografías de los momentos más especiales porque cuando las vemos nos sacan lágrimas de felicidad, sonrisas y nos transportan a lugares maravillosos aún cuando no los conocemos; las imágenes nos ayudan a visualizar y concretar ideas.

Para más ideas puedes escuchar el episdio de #REBELLEradio con Clara de Tezanos y su Método Creativo para Emprender. 

Así que ya no hay excusas para empezar a trabajar en tus ideas con estas herramientas básicas y funcionales, dicen que el primer paso es el más difícil pero si estás bien organizada será más fácil.

Y si tú ya trabajas con tus propias herramientas de organización puedes compartirlas aquí abajo en los comentarios para así apoyarnos todas las maravillosas REBELLEpreneurs!

Marcela Gómez