Feministas Que Aman A Los Hombres

Por Majo Enriquez

Collage, "Looking for Colors" de  Mariano Peccinetti

Collage, "Looking for Colors" de Mariano Peccinetti

Cuando hablamos sobre nuestros inicios en REBELLE, con algo estamos de acuerdo en el equipo, no encontrábamos cómo sentirnos cómodas con nuestro título de feministas. Sentíamos una necesidad de hablar de feminismo pero también sentíamos la amenaza de que si empezábamos a hablar de ello, muchas personas iban a desestimar nuestro propósito por simple mecánica racional de relacionar, etiquetar y poner en blanco y negro una idea, muchas veces, malinterpretada, malinformada y prejuiciosa.

Y para no caer en esas malinterpretaciones, no les vamos a contar sobre lo que ha pasado en la historia, lo que grupos radicales han hecho ni vamos a hablar acerca de lo que no es la definición de feminismo.

Vamos a hablar de lo único que verdaderamente nos importa: el amor (hacia nosotras mismas y a quienes y lo que nos rodea).

Les vamos a compartir hoy la mirada fresca (aunque antigua), armoniosa y civilizada con la que vemos las cosas.

Somos FEMINISTAS QUE AMAN A LOS HOMBRES!

Nunca el feminismo implicó odiar a los hombres, pero para evitar cualquier malinterpretación, el mensaje lo dejamos claro: Somos FEMINISTAS QUE AMAN A LOS HOMBRES!

¿Lo volvemos a repetir?

Somos #FeministasQueAmanAlosHombres

Ni todos los hombres son malos, ni todas las mujeres estamos locas. Tanto hombres como mujeres, padecemos el mal de la generalización, del interpretar las cosas en blanco y negro y de hacer las definiciones más fáciles para evitar adentrarnos a tomar nuestra responsabilidad para formar un propio criterio.

Pero si con algo podemos generalizar, es con nuestra intención de AMOR.

¿Por qué? Porque nos rebelamos ante la falta de amor en el mundo.  ¿Por qué? porque como vemos las cosas en la actualidad, le falta mucho amor al mundo. Nos falta mucho amor en la consecución de todo lo que hacemos. Nos falta amor para nosotras mismas y por ende, para todo lo que nos rodea. Nos falta amor para encarar nuestra verdad, nuestra naturaleza y nuestro propósito. Y nos falta amor para escuchar al que mejor sabe, nuestro corazón.

Hoy pensaba en varios de los personajes famosos de la historia de la humanidad, Jesús, Buda y Lao Tse. Lo dijeron de forma similar y fácil “que nos amemos todos como nos ama Dios” (Jesús), “No ofendas a los demás como no quieras verte ofendido.” “El odio no cesa con el odio, el odio cesa con el Amor. Aferrarse al odio, es como tomar veneno y esperar que la otra persona muera.” (Buda) Y “Cuando te des cuenta de que lo que haces a otro, te lo haces a ti, habrás entendido una gran verdad.” (Lao Tse). Lo dijeron tan pero tan fácil, que casi lo oímos como oír llover, sin tomarlo en cuenta y lo desestimamos.

Y dejamos pasar el hecho que, como dice Buda, con nuestros pensamientos construimos el mundo y que tu peor enemigo no te puede dañar tanto como tus propios pensamientos.

Así que por eso, no es nuevo hablar del amor, pero sí es fresco. Porque con la herencia que vivimos del mundo moderno, cada vez la desconexión con nosotros mismos es más grande. Porque competimos en lugar de complementarnos y porque las preguntas las googleamos para conseguir la respuesta fácil en lugar de preguntarnos a nosotros mismos y encontrar las respuestas que necesitamos en nuestro interior.

Pero nosotras sí hemos buscado en nuestro interior y nos hemos puesto en la tarea de rebelarnos ante la falta de amor en el mundo, ante la desconexión y ante dar por sentado que las cosas no pueden cambiar.

Hoy, queremos que cambien el paradigma que el feminismo no habla del amor porque en REBELLE HABLAMOS DE FEMINISMO Y DE AMOR EN LA MISMA ORACIÓN. Somos #FeministasQueAmanAlosHombres

Si queremos que las mujeres en todo el mundo tengamos derechos para desenvolvernos como humanos* y oportunidades para crecer hacia nuestro verdadero ser  y si queremos eso, tanto hombres (en donde se incluyen nuestros esposos y novios) y mujeres, para tener un mundo más equilibrado, tolerante, balanceado, con energía femenina reconocida y fomentada para que tanto mujeres como hombres gocemos de creatividad, fluidez, amor...si queremos eso...

¿Cómo no vamos a querer a los hombres?

Si queremos amor en el mundo para que ambos géneros se respeten y se complementen ¿cómo vamos a querer algo diferente al amor?

Si estamos buscando estar en armonía con nuestro verdadero ser, ¿cómo vamos a estar en desarmonía con los hombres?

Collage de  Mariano Peccinetti

Donde hay amor, no hay cabida para el miedo, ni para el juicio, ni para la diferencia, separación, ni para la oscuridad, escasez, egoísmo, ni para la culpa, y mucho menos para el odio.

"Si queremos que nuestra especie sobreviva, si nos proponemos encontrar un sentido a la vida, si queremos salvar el mundo, el amor es la única y la última respuesta." (Albert Einstein)

Somos #FeministasQueAmanAlosHombres

 

 


*(Manejar carro es un derecho recién adquirido para las mujeres en Arabia; ir al cine es un derecho recién adquirido en Arabia, correr por deporte en las calles también, el derecho de votar lo adquirimos después de los hombres en la mayoría de países y el salario todavía es, por mucho, más bajo que los hombres en casi todo el mundo.)