Entre La Piel y Los Jeans

 Por  Jenie Ortiz

FullSizeRender.jpg

(En respuesta al artículo sobre Victoria’s Secret y la carta abierta a la marca por no ser una marca inclusiva.)

Hagámoslo simple… la creación de la mujer fue un suceso extraordinario!  Ahí estaba Adán sintiéndose solo, triste y aburrido con todo su jardín del Edén en orden y de pronto después del sueño de la tarde,  se encuentra a la delicada Eva recogiendo flores y siguiendo mariposas en toda su delicada desnudez…y la AMÓ (no sabemos si en la historia Eva era gorda, flaca, chaparra, alta...)

En la historia de la humanidad,  los cánones de la belleza femenina han sido variables. 

En la era primitiva una mujer robusta de caderas y senos pronunciados era ideal por sobrevivencia y crecimiento de los asentamientos nómadas.   En la cultura Egipcia, el cuerpo de una mujer delgada de caderas anchas y senos pequeños era armónico y perfecto. Llegamos a los siglos XV y XVI y vemos figuras femeninas como La Venus o la Primavera de Botticelli,  La Monalisa de Leonardo DaVinci con cuerpos redondeados que  son sinónimo de belleza y gracia. Y siguiendo la línea del tiempo, en los años noventas se dispara la idea de moldear cuerpos con cirugías estéticas que da como resultado un nuevo milenio con modelos demencialmente insanos.

Y ¿en dónde encajamos las mujeres actuales? Afortunadamente ¡por ningún lado!   

Porque  en nosotras se han abierto los ojos de la verdadera belleza,  esa que nace desde dentro y que te hace conocer tu cuerpo con sus curvas y  cicatrices  sin vergüenza de no ser  90-60-90, que ésto más parece una fórmula para sacar el área de una superficie. 

Hemos desarrollado la bella maestría de construir una actitud libre y soberana sobre dos columnas fuertes como piernas y redes para alcanzar sueños y estrellas como brazos.   Conciencia para honrar la barriguita que surge en cada embarazo y el orgullo de ser por encima de cualquier estereotipo una Mujer no de 90… de 100.

Seguro que Victoria’s Secret puede sumar un par de centímetros en sus diseños para lucirse en la belleza de los cuerpos femeninos con espíritus despiertos.

#YoSoyREBELLE