¿Cuántas Veces Más?

Image Source @johnnykeethon y @maxfromtax

Image Source @johnnykeethon y @maxfromtax

Te levantas. Sabes que tienes ESE evento. Inhalas. Exhalas. Aún tienes todo el día para pensar en un “Backup – plan”. Comienzas tu rutina diaria, sin poder sacar de la cabeza el evento. Sabes lo que te quieres poner. Lo tienes en tu cabeza.

Termina tu día, llegas a casa y comienzas tu rutina de arreglo. Pero… algo pasa que no contemplabas.

Ya lista para salir de rumba, te vas a chequear al espejo. “No me gusto” “Puercas, pero ¿qué le pasó a mi outfit?” “No se me ven nalgas” “Esa lonja nunca me la había visto” y hasta lágrimas comienzan a correr por tus cachetes.

Mandas todo al carajo, tiras todo fuera de tu vista y ya ni sales. ¿Te ha pasado? A mí, más veces de las que me gusta aceptar. ¿Cuántas veces más vas a permitir que se pare tu vida?

Los medios nos han bombardeado con el “ideal” de belleza y cuerpo aceptable en la sociedad para nosotras. Es terrible. Desde pequeñas nos entran todas las imágenes al subconsciente y se nos graban como tatuajes de cómo nos debemos ver. Y yo hoy, les vengo a decir: ¡NO! Eso no es verdad… tu cuerpo es tuyo e inigualable. Eso es lo lindo de este mundo. No hay dos de nosotras. Ahora bien, como te he platicado antes, esto es un proceso de vida. El aprender a amarte no es por obra de arte y magia.

A algunas se les facilita más el proceso y OJO el que tú creas que alguien se ve nítido, no hace que esa persona se sienta al 100 consigo misma. No seas tan rápida en juzgar a l@s demás.

Mejor te propongo algo: cada mañana que te levantes, mírate al espejo y encuentra 1 cosa que encuentres BELLA de ti. ¿Ya?

Ahora, antes de emitir opinión de tu compañer@ de oficina, elevador, tráfico, etc. te reto a algo más… encuéntrale algo que te parezca bello en esa persona. ¿Cómo te fue?

Regresemos al pendejo evento que NO nos vamos a perder (si sabemos que va a estar alegrísimo). Comencemos a arreglarnos. Ahora seamos honestas. Mírate al espejo y piensa qué es de verdad lo que no te gusta. ¿Es el outfit porque no te quedó como le queda a Coco Rocha? ¡Pues obvio! No eres Coco Rocha. Tú eres tú, y eso es lo más lindo que hay. Antes de tirar todo por la borda, encuentra qué sí te gusta de tu look. Ahora, hazlo el enfoque central. ¿Ves? ¡Qué bueno que no te perdiste el evento! Te aseguro que te chulearon el look, ¿verdad?

La belleza va más allá de lo que el ojo humano ve y entiende. Es toda una mezcla de atracciones, supuestos y elementos externos, que se van a mezclar con tu interior; con cómo te sientes de ti misma y ese autoestima y seguridad que tú transmites.

Como decía mi abuela en sus buenos días de vida: “no es la ropa, mija, es la sercha” y qué razón tiene… ahora, si me ves por la calle, primero, salúdame… me encanta conocer gente nueva y segundo, puede que me veas hasta con un crop top, y para las que no me conocen, soy una talla 12 feliz de la vida que se cree diva caminando por allí.

Honey, it´s all about the attitude!

Por Maggie Villela