La Esperanza Impide La Adaptación

esperanza.jpg

Este es un estracto del libro “Las Trampas de La Mente” por Joseph T. Halliman (premio Pulitzer)

——————————

Y si hay algo que todos queremos es ser “felices”. Pero al intentar ordenar el rompecabezas de la felicidad, a menudo nos fijamos en cosas equivocadas. Fijémonos en el caso poco frecuente  de personas que se han visto sometidas a un procedimiento médico que cambia la vida, como la colostomía. ¿Quién es más feliz: los que tienen una colostomía permanente o los que tienen la posibilidad de revertir el proceso?

trampasdelamente.jpg

El profesor George Loewenstein, del Carnegie Mellon y sus colaboradores plantearon la cuestión a pacientes de un centro médico de Michigan que habían padecido una colostomía. La mitad de los pacientes se enfrentaba a la posibilidad de invertir el proceso de su colostomía en algún momento, en el futuro; para la otra mitad, la operación era permanente: el resto de sus vidas tendrían que defecar en la bolsa que llevaban con ellos. Durante un período de seis meses, se pidió a los pacientes que puntuasen su satisfacción vital global.

Si usted es como la mayoría de la gente, probablemente pensará que serían más felices los de colostomía potencialmente reversible (así lo creía yo). Al fin y al cabo, la mayoría de nosotros teme lo irreversible; preferimos resultados cambiables.

Nos gusta tener una alternativa y muchas veces pagaríamos lo que fuera por el privilegio de cambiar nuestras mentes.

Ésa es una de las razones por las que tenemos préstamos con tipos de intereses variables y acuerdos prenupciales, y compramos en minoristas que ofrecen políticas de devolución liberales (de modo que podemos devolver los regalos de Navidad). Si tomamos decisiones equivocadas, queremos poder salir de ellas.

Pero resulta que los que tenían una colostomía permanente era más felices. Durante el período de seis meses, los investigadores hallaron que los que tenían colostomías permanentes mejoraron rápidamente. Pero los que tenían colostomías reversibles permanecían relativamente insatisfechos. ¿Por qué? La conclusiónde Loewenstein es que... 

"La esperanza impide la adaptación". En otras palabras, si usted tiene que soportar algo, aprenda a vivir con ello (siempre y cuando estemos hablando de situaciones irremediables y que no atentan contra nuestra dignidad, derechos, salud mental, etc)*. Y cuanto más pronto aprenda a vivir con ello, más feliz será.

*Esta frase en paréntesis fue agregada por temas de edición e interpretación.

 

Por Majo Enriquez