Todos Creemos Ser Muy Completos...

Collage por  @marianopeccinetti  e imagen de  @nasa.

Collage por @marianopeccinetti e imagen de @nasa.

Me pasa 🙋🏼‍♀️....Casi siempre creo que soy muy segura, decidida, resuelta...y paso por alto la GRAN INFLUENCIA que el “mundo” ejerce sobre mí o los efectos que permito al “mundo” tener sobre mí.

Y dejemos al mundo...lo que influye en mí mi esposo, hijas, amigos, instagram, etc.

Cada estímulo que recibo es una posible causa para los efectos que más tarde veo en mí.

No somos seres ajenos al mundo, ni seres inmunes a los estímulos visuales y demás.

Somos seres sociales por naturaleza, somos seres que actuamos en gran porcentaje por nuestras referencias y mundo interior inconsciente que viene del mundo exterior en gran parte.

Somos máquinas extraordinarias con software de otro mundo. Ni siquiera sabemos cómo sería usar toda nuestra capacidad! ¿Se imaginan? Así que pensar por un momento que lo tenemos todo resuelto, que sabemos en su totalidad quiénes somos y que somos inmunes a los estímulos que conscientemente permitimos e insconscientemente se nos pasan enfrente...tan solo es una ilusión.

influenciamundo.jpeg

Así que un buen propósito es ser más conscientes del contenido que estamos dejando entrar a nuestra mente y más maduras con el contenido que ni nos hemos dado cuenta estar consumiendo.

Más maduras significa, saber qué estamos dejando entrar a nuestra mente y tener la determinación de observar el efecto que tiene en nosotros.

Si nos causa:

  • Ansiedad 
  • Agitación nerviosa
  • Imaginación auto-destructiva
  • Reacciones infantiles
  • Inseguridad
  • Nerviosismo
  • Frustración
  • Insatisfacción
  • Enojo
  • Desesperación
  • Descontento, etc, etc, etc... Puede que ese estímulo que estamos recibiendo no nos está construyendo.

Por otro lado, si el efecto es:

  • Satisfacción
  • Seguridad
  • Alivio
  • Agrado
  • Tranquilidad
  • Gozo
  • Plenitud, etc, etc, etc... el estímulo sí construye para nuestro propósito de querer vivir mejor y ser quienes de verdad somos, seres llenos de luz que pueden generar influencia positiva en lo que nos rodea.

También ser más maduras implica, después de saber qué estímulos estamos dejando entrar y ver sus efectos en nosotras, TOMAR LA DECISIÓN de negar el permiso a los estímulos destructivos y fomentar más estímulos constructivos, aunque estos últimos, requieran más disciplina, auto-conocimiento, auto-dirección y visión.

 

Por Majo Enríquez