Mis Problemas ¿Son Míos? o ¿De Mi Bioquímica?

Image Source @stevenquinn_collage

Image Source @stevenquinn_collage

Cada fin de mes, mi rutina era la misma. Revisaba las cuentas que tenía que pagar, revisaba los estados de cuenta, las ventas, las ganancias y poco a poco, comenzaba a sentir una frustración por “tener que pagar” cosas. Seguidamente, empezaba con otra categoría frustrante, “clasificar facturas”, “los proyectos pendientes”, “los plazos largos de dichos proyectos”, “los mandados”, “el tráfico”, “el mensajero”, “la falta de tiempo”, “las reuniones de la próxima semana”, “los horarios”; y después seguía con una lista interminable de to-do lists con el resultado de más frustración: “Los playdates”, “la lista del super con cosas que olvidé comprar en las últimas 3 visitas al supermercado”, “los almuerzos”, “las cenas”, “los libros pendientes de leer”, “proyectos que vienen”, “proveedores”, “correo”, “bla”, “bla”, “bla”….Para esta altura, el título de mi preocupación estaba de más, lo importante no era qué tenía que hacer sino que TENÍA QUE HACER ALGO MÁS con el tiempo limitado en mis días de mamá, esposa, amiga, empresaria, emprendedora, asesora, fotógrafa, programadora, diseñadora, administradora, …..PERSONA, HUMANA, con necesidades propias y demás.

Cada fin de mes, el resultado era el mismo. Mi motivación caía como que si fuera pasajera de una montaña rusa y el trayecto en ese momento era una caída libre pero sin cinturón, control de máquinas, sin mantenimiento, sin personal de seguridad, sin NADA. El drama era intenso y volverme a levantar, dificultoso.

Desde que leí una entrevista con Tony Robbins, al que van a empezar a ver mucho más en mis artículos, decidí seguir una de sus tácticas para acabar con los espirales negativos de mi cabeza. Con cada problema que se empieza a sumar a la lista de mis problemas/situaciones negativas sin resolver, me pregunto…

¿Es esto un VERDADERO problema? o… ¿estoy asumiendo, exagerando, premonizando, mal-pensando, boicoteandome..etc, etc, etc?

¿Es éste un VERDADERO problema (vuelvo a preguntarme) en el que tengo que PENSAR Y ENFOCAR Y DEDICAR MI ENERGÍA?

O… ¿Es posible que sólo sea una señal para ajustar mi bioquímica?

chocolate collage.jpg

Pero…¿Cómo cambio mi bioquímica? Así:

  • Desayunando ANTES.
  • Saliendo al sol 20 min.
  • Meditando
  • Respirando
  • Tomando un té relajante antes de dormir (sugerencias al final del artículo)
  • Tomando un baño caliente
  • Tomando un baño frío
  • Teniendo una rutina de cuidado de cara
  • Durmiendo
  • Comiendo un chocolate
  • Comiendo carbohidratos
  • Haciendo ejercicio
  • Escuchando música relajante
  • Teniendo una rutina en la mañana para conseguir FOCO.

Y en caso que un problema que sí sea problema o situación a atender ¿Cómo los enfrento?

NO. UNO: Teniendo en cuenta que efectivamente el cuerpo es una máquina perfecta pero que se desgasta fácilmente por estrés, falta de sueño, falta de atención, etc.

NO. DOS: Así que después de haber procurado dedicarme tiempo para sentirme apreciada por mí misma, PRIORIZO.

Hago una lista de todo, TODO lo que pasó el filtro anterior y que sólo se arregla atendiéndolo. De esa lista, señalo las situaciones en el típico URGENTES e IMPORTANTES para calificarlas de 1 a 5 según su urgencia (1 es “muy urgente” y 5 es “no urgente”) y de 1 a 5 según su importancia o significancia (1 es “muy importante/significante” y 5 es “no importante”). Sumo ambas calificaciones y las ordeno de menor a mayor. Y esto me da una idea del orden en que tengo que atender las cosas. Por ejemplo:

                          Urgente           Importante    Suma

Situación 1               1                      1                   = 2

Situación 2              3                      5                  = 8

Situación 3              2                      1                   = 3

Orden de atender cada situación según sus resultados:

Situación 1 que sumó 2

Situación 3 que sumó 3

Situación 2 que sumó 8

NO. TRES: Ya con las cosas que VERDADERAMENTE tengo que atender, genero to-do lists efectivas para el día a día, en el que únicamente coloco de 3 a 4 cosas por hacer cada día.

Así que a cada situación se le puede quebrar en tareas por hacer y esas tareas serán las que formarán parte del to-do list.

NO. CUATRO: Ya ejecutando cada día, incorporo una actitud de “give me a break” conmigo misma para no torturarme, sobre exigirme o pedirme más de lo que puedo dar y que puede atentar contra mi salud, el ambiente familiar, etc.

Alineo las expectativas con las personas que dependen de mí o tienen una relación con alguna situación que estoy atendiendo (clientes, equipo de trabajo, esposo, maestras, amigas, etc). Les digo fechas alcanzables en el que pueden esperar resultados, etc.

También me sirve que cada día inicio el día con una rutina de mañana extremadamente efectiva para conseguir tener foco y estar más presente durante el día en lugar de estar divagando entre problemas, responsabilidades, novelas y situaciones imaginarias, que muchas veces no están sucediendo y no son importantes para vivir el día a día.

Les comparto la rutina de la mañana en el siguiente artículo. Y los maravillosos tés para dormir mejor:

81pdG5ZkOZL._SX522_.jpg
cel-000034.png

 

 

 

Por Majo Enriquez