Mañana Es Lunes OTRA VEZ, y No Sé Qué Hacer Con Mi Vida

592cb520a8922.jpeg

Una respuesta fácil para quien me diga “No sé que hacer con mi vida” es “yo tampoco” pero lo que sí sé es qué QUIERO hacer hoy y mañana y el próximo mes.

También sé que si no servimos, no servimos.

“Una de las razones por las que pocos de nosotros alcanzamos lo que realmente deseamos es que nunca dirigimos nuestro foco de atención hacia un punto concreto; nunca concentramos nuestro poder.” Tony Robbins

1. Pregúntate: ¿Qué me gusta hacer?

Haz una lista de todo lo que te gusta hacer tenga o no tenga relación una cosa con otra.

No pienses con la cabeza, piensa con el corazón.

2. De lo que te gusta hacer, ¿qué cosas haces con maestría, excelencia o habilidad?

Filtra la lista y llega de 3 a 1 cosa/s que hagas excelentemente bien.

3. De lo que puedes hacer con habilidad y maestría y que disfrutas hacer, ¿cómo lo puedes emplear para servir a otros?

De las 3 o 2 o una actividad/es que hayas escogido anteriormente, escribe para cada una cómo ayudas a muchas más personas haciendo esa cosa.

Fíjate si tienen relación entre sí, si puedes mezclarlas o si se complementan. Si lo hacen, BINGO! Y si no, escoge la que presente mayor servicio para otras personas y en esa es en la que te deberías de concentrar.

Esta pregunta es muy importante porque como diría Tony Robbins, “Descubrí hace mucho tiempo que si ayudaba a las suficientes personas a conseguir lo que querían, yo siempre conseguiría lo que quisiese y nunca me tendría que preocupar.”

Identificar cómo le sirve lo que haces a otros sin duda es una buena señal que estas sirviendo (literalmente en todos los sentidos de la palabra) y que MUCHAS personas podrán ser tus usuarios/clientes/seguidores.

Este punto también aprovéchalo para describir a las personas a las que te pondrías al servicio con lo que haces para identificarlas como tu “grupo objetivo”, “target” o para no sonar tan 80’s, tu fan base.

Por último, pregúntate ¿Cómo puedo monetizar eso que hago excelentemente bien y que ayuda a otros?

Determina cómo sería una justa forma de monetizar lo que haces.

Justo es lo que tu estarías dispuesto a pagar por lo que estas ofreciendo (de forma objetiva), justo es un margen de ganancia con el que ambas partes, tu y la persona que recibe lo que tu das, quedan satisfechos; y justo es esa ganancia que le podrías cobrar al máximo número de personas a las que puedes llegar en tiempo y espacio o por internet que efectivamente puedes atender.

Cuando ya lo tengas agrégale como puedes ofrecerlo con una bonificación: más rápido, un empaque funcional, una unidad extra, financiamiento, visa-cuotas, pagos, etc. Esa será tu ventaja competitiva así que mejor si se te ocurre una “bonificación” que no sea la regla en la industria a la que dedicarás.

Y voilá! Ya tienes más norte del que tenías hace 5 minutos aunque lo importante no es el norte sino la felicidad. SE FELIZ!!!!!!!!!

"No es lo que conseguimos, sino en lo que nos convertimos, en qué contribuimos lo que da significados a nuestras vidas." Tony Robbins

 

 

 

 

Por Majo Enriquez