Agosto 21, 2017: Día En El Que TODAS Pesaremos MENOS!

Collage por Majo Enriquez

Collage por Majo Enriquez

Un eclipse solar, puede ser atractivo tanto para astrónomos por obvias razones, astrólogos por obvias razones también, y para cualquier persona entre los 7.4 millones de personas que podrán verlo este 21 de agosto, pues ¿qué tan común es que el día se vuelva noche, los gatos salgan a cazar, las estrellas las veamos de día y que todas mañana nos volvamos más flacas (aunque sea por 3 minutos y por menos de 1 libra)?

Se predice que el eclipse solar causará cambios en el planeta, pero el que más llama mi atención es que todos nos volveremos más ligeros y pesaremos MENOS, aunque no mucho menos. Si pesas 150 libras, pesarás 0.0013 libras menos jaja. Aún así, podemos hacer un buen ejercicio mental sobre el peso…

Si en 3 minutos nuestro peso puede cambiar por fenómenos astronómicos, por energías, por el sol, por la luna, etc. Podríamos plantearnos darnos un break de pensar que el peso SÓLO se relaciona con la comida y el ejercicio, ¿no? Podríamos empezar a ver el peso como un elemento más de este vasto Universo o multiverso (como lo llamó Cristina), como la medidade la fuerza gravitatoria que actúa sobre nosotras, como una medida ajena a nuestro cuerpo.

He aquí mi hipótesis:

Image Source: Instagram Gaby Gregg (@gabyfresh)

Image Source: Instagram Gaby Gregg (@gabyfresh)

  • El peso depende de la fuerza de gravedad.
  • Puede variar dependiendo de dónde nos encontremos: superficie, rotación de la Tierra, traslación de la Tierra, etc.
  • Si el peso es relativo, quiere decir que no depende en un 100% de nosotras. Por lo que no deberíamos de definirnos según nuestro peso pues NO DEPENDE DE NOSOTRAS en un 100%, repito.
  • Ahora bien, la masa de un cuerpo es la cantidad de materia que posee.  La parte observable de nosotras que ocupa un lugar en esta dimensión.
  • Si la materia está compuesta por átomos que son parte del Universo y por energía; y si la energía no se crea ni se destruye sino sólo se transforma, podríamos decir que dependiendo de cómo transformemos nuestra energía – energía densa o energía ligera- con nuestra vibración – estamos felices o somos miserables, por ejemplo – podríamos influir en nuestro peso y pesar más o menos.

¿Cierto?

Así que mi propuesta es la siguiente:

En lugar de afanarnos con una medida como el peso, concentrémonos en nuestra masa, no como un cuerpo al que muchas veces le damos adjetivos despectivos, sino como un conjunto de partes minúsculas de este Universo con energía capaz de hacernos sentir más ligeras si le damos la vibración conveniente.

Si deseamos cambiar las formas, tenemos que cambiar la vibración. Cambiemos de vibración y cambiamos la condición de nuestro cuerpo. Aquí 10 cosas prácticas que pueden ayudar:

  1. Haz lo que te apasione para sentirte conectado.

  2. Medita...Respira.

  3. Escoge las emociones que deseas sentir.

  4. Busca el bien (en cada situación, persona y cosa).

  5. Vive en el presente.

  6. Perdona (a los demás y a ti misma).

  7. Haz las tareas diarias con excelencia.

  8. Sirve a los demás.

  9. Manifiesta armonía.

  10. Evita la crítica.

Image Source: NASA

Image Source: NASA

Por Majo Enriquez