La Fiebre De Los Oídos Empalagados

Image Source @isilvinaa

Image Source @isilvinaa

Tal parece que, aún en el siglo XXI, nos sentimos con la necesidad de saturar nuestros oídos con canciones de amor.

de melómanos y artistas. Hoy mis playlists suelen integrarse de sonidos variados, en el que es bienvenido casi todo artista con letras bien pensadas y sonidos que me resulten atípicos. De un tiempo para acá, me he puesto el reto de desempalagar mis oídos, lo cual significa, tratar de limitar mi dosis de canciones románticas. La razón: considero que además del amor y el desamor existe un crisol de sentimientos que experimentamos los seres humanos, de los cuales podemos aprender y reconocer.

Concuerdo con frases como las de Arthur Schopenhuer, que llegó a decir “en la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad”. Sin embargo, el romance en sociedad se nos vende como un objeto de deseo, que si no se tiene, se sufre y uno debe buscarlo; y cuando se tiene, se satura de idealizaciones para que sea perfecto. Por lo que, de estas tonadas, ¿qué nos queda?

En la balanza positiva, suspiros, sonrisas y material para dedicatorias, seguro:

original-3.jpg

“Quiero regalarte el cielo
Quiero regalarte el campo
Quiero regalarte todo un jardín
Quiero ver si llueve solo
Quiero ver si crece, quiero
Quiero tantas cosas y te quiero a ti”

(Hu hu hu, Álbum Hu Hu Hu, Natalia Lafourcade ft. Julieta Venegas)  

 
Devendra+Banhart+What+Will+We+Be-489644.jpg

“Brindo a este amor
Un amor tan raro
Brindo a este amor
Un amor tan claro
Brindo a este amor
Un amor tan de repente
Brindo a este amor
Un amor tan diferente”

(Brindo, Álbum What We Will Be, Devendra Banhart) 

 

Pero también nos deja todo un paquete de idealizaciones o desesperanzas, supuestos, aprehensión y conductas no tan sanas que digamos:

Canapé-Alex-ferreira.jpg

“Se llevó la luz de los espejos. Se llevó la calma que tanto anhelo. Me dejó el pánico para que cunda. Si la ven por ahí me la saludan”

(Me la saludan, Álbum Canapé, Alex Ferreira)

 
dejenme-llorar-5.jpg

“No te quiero perder,  
que el amor se acabe y vuelvas a querer
otro sabor a miel. 
No te quiero tener, 
porque tanto te amor, comienzo a conocer
la intensidad de mi ser”.
 

(Hasta la Raíz, Álbum Déjenme Llorar, Carla Morrison)

Esto me lleva a pensar: ¿tendremos algún tipo de fiebre de los oídos empalagados? Se me ocurre que es algo que algunos notamos como una incomodidad, pero tampoco es algo que nos moleste tanto como para hacer algo al respecto.

Notas de la Editora:

MajoEnriquez.jpg

El tema de la música es un tema que a muchos nos interesa porque ¿qué sería de nosotros sin música? Es un medio para conectarnos y también un medio para distraernos. Lo que plantea Mariana con este artículo es nuevamente el mismo tema que planteamos cuando preguntamos si las feministas bailan/escuchan reggaeton. ¿Lo que oímos tiene relación con lo que sentimos? o es que tan sólo oímos el ritmo...Si somos de las segundas,

Aunque conscientemente no escuchemos la LETRA, inconscientemente sí la escuchamos. Así que estemos conscientes cuando estemos escuchando música porque como dice el dicho...todo entra por los ojos.. pero también por los oídos.

Y entre más sanidad tengamos en lo que escuchamos, menos sabotaje nos haremos. Somos seres que el 90% de las cosas las hacemos sin saber por qué...así que el 90% de lo que hacemos se lo debemos a nuestro inconsciente. Llenémoslo de mensajes positivos!

Por Mariana Pinto

CulturaColab!músicaComment