La Moda También Puede Ser Feminista

Imagen por Majo Enriquez

Imagen por Majo Enriquez

No todas las feministas somos activistas. Cada mujer que de una y otra forma ha influenciado al mundo a través del feminismo, lo ha hecho encontrando su propia voz pues en parte, eso busca el feminismo. Que alcemos nuestra voz y como es nuestra, qué mejor forma de hacerlo que a nuestra manera.

Los esfuerzos de la actriz Marlene Dietrich en los 30’s para ubicar el feminismo en la sociedad fue a través de la moda. Esta actriz de Hollywood utilizó trajes sastre y pantalones de vestir en una época que usar esas prendas siendo mujer, causaba escándalo y era considerado un tabú. Es más, fue casi ARRESTADA por la justicia por utilizar pantalones en público.

¿Se imaginan un mundo en que a las mujeres NO SE NOS PERMITÍA utilizar pantalones?

Coco Chanel también fue una propulsora de brindarle el derecho a la comodidad a la mujer. En una época en donde lo que se esperaba de la mujer era que usara vestidos y faldas, Chanel propuso piezas para su liberación y éstas han persistido en el paso del tiempo.

Lo vimos también en el pasado MBFGT, cómo distintos diseñadores no se rigen por lo que supuestamente debe usar la mujer o el hombre sino que proponen deshacernos de los estereotipos y etiquetas y envían mensajes importantes para todos los espectadores. La marca Ladrón de Guevara por ejemplo, nos mostró piezas para desvincular las tipologías a un género determinado, como el comienzo de la desmitificación y la falacia del sistema de moda.

Image Source MBFGT Ladrón De Guevara

Image Source MBFGT Ladrón De Guevara

Sin duda, muchas mujeres y hombres han abierto el camino para que hoy las mujeres que tenemos libertad y derechos podamos vivir como vivimos y ese camino no necesariamente tiene que ser recorrido con pancartas y altoparlantes. Cada uno en donde se encuentre puede hacer la diferencia a través de nuestros medios de comunicación, trabajo y ambientes.

Desde lo que hablamos hasta lo que vestimos, desde lo que compartimos en Facebook, hasta cómo educamos a nuestros hijos, TODO TIENE UN IMPACTO.

Pensemos en cómo nosotros queremos y podemos contribuir a que más personas se hagan conscientes de sus mensajes, despierten y tomemos el poder que tenemos y hagamos con él para construir, desarrollar, enseñar y motivar a quienes nos rodean a ser mejores seres humanos.

Por Majo Enriquez